Que ver en la zona este de Cantabria

1. Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel

Las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel se encuentran en la costa norte de España, en la región de Cantabria. Este hermoso parque natural abarca una extensión de más de 6,000 hectáreas y está formado por una combinación única de marismas, estuarios, dunas y playas.

Este ecosistema es de vital importancia, ya que alberga una gran cantidad de especies de aves migratorias y acuáticas. Es un lugar ideal para los amantes de la ornitología, ya que se pueden avistar diferentes tipos de aves como garzas, gaviotas, cormoranes y águilas pescadoras.

Además de su rica biodiversidad, las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel también ofrecen una gran variedad de actividades al aire libre. Los visitantes pueden recorrer sus senderos y caminos, disfrutar de paseos en barco por los estuarios o practicar deportes acuáticos como el kayak o la vela.

Sin duda, este paraje natural es un verdadero tesoro que debe ser preservado y cuidado. Su belleza natural y su importancia como refugio para la fauna y flora hacen de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel un destino imprescindible para aquellos que busquen conectar con la naturaleza en estado puro.

2. Playa de Berria

Una joya natural en Cantabria

La Playa de Berria es uno de los tesoros ocultos de la costa cantábrica. Situada en Santoña, esta playa de arena fina y aguas cristalinas se extiende a lo largo de casi 5 kilómetros, ofreciendo un espacio amplio y tranquilo para disfrutar del mar y el sol.

Un paraíso para los amantes del surf

Uno de los atractivos principales de la Playa de Berria es su oleaje, perfecto para la práctica del surf. Sus potentes y constantes olas atraen a surferos de todo el mundo, convirtiéndola en un punto de encuentro para aquellos que buscan emociones fuertes sobre las tablas.

Naturaleza en estado puro

Además de ser un paraíso para los surfistas, la Playa de Berria también cuenta con un entorno natural sorprendente. Con dunas de arena, acantilados y un pinar que la rodea, esta playa se convierte en un lugar idílico para disfrutar de largos paseos o practicar senderismo.

Actividades para todos los gustos

Desde tomar el sol y bañarse en sus aguas cristalinas, hasta practicar deportes acuáticos como el surf, el windsurf o el paddle surf, la Playa de Berria ofrece opciones para todos los gustos. También es un lugar ideal para disfrutar de un picnic en familia, pasear en bicicleta por la costa o simplemente relajarse contemplando las impresionantes vistas que ofrece.

Sin duda, la Playa de Berria es un destino perfecto para los amantes de la naturaleza y los deportes acuáticos. Un lugar especial en Cantabria que no puedes dejar de visitar si te encuentras en la región.

3. Pueblo medieval de Comillas

Si quieres transportarte a la época medieval, no puedes dejar de visitar el encantador pueblo de Comillas. Situado en la costa norte de España, este pintoresco lugar te envolverá en su historia y arquitectura.

Comillas cuenta con numerosos edificios y monumentos que datan de la Edad Media, que te harán sentir como si estuvieras caminando por las calles de un auténtico pueblo medieval. Uno de los lugares más emblemáticos es el Palacio del Marqués de Comillas, una imponente construcción con elementos góticos y renacentistas.

Además, podrás admirar la Iglesia de San Cristóbal, una joya de la arquitectura románica que ha sobrevivido a lo largo de los siglos. Sus detalles ornamentales y su imponente campanario son un verdadero deleite para los amantes de la historia y la belleza arquitectónica.

Pasear por las estrechas calles empedradas de Comillas te transportará a un pasado lleno de encanto y misterio. No olvides visitar sus plazas y rincones llenos de historia, donde podrás disfrutar de la tranquilidad y la belleza de este pueblo medieval.

4. Faro del Caballo

Descripción

Quizás también te interese:  Que ver en Cantabria mi top 10 de lugares preferidos

El Faro del Caballo es un impresionante faro situado en la costa norte de España, en la localidad de Santoña, Cantabria. Este faro, construido en el año 1917, se encuentra en la cima de un acantilado de más de 50 metros de altura, lo que le proporciona unas vistas panorámicas espectaculares.

Historia

El Faro del Caballo fue diseñado por el ingeniero Eduardo Torroja y se erigió con el propósito de guiar a los barcos que navegan por el Mar Cantábrico. Durante muchos años, fue la única referencia lumínica en la zona y desempeñó un papel crucial en la navegación marítima.

Quizás también te interese:  Que pueblo visitar en Cantabria

A lo largo de los años, el faro ha sido testigo de numerosas historias y aventuras marinas. Su construcción fue un desafío debido a las difíciles condiciones del terreno, pero finalmente se logró gracias al esfuerzo y la dedicación de los trabajadores.

Visitas

Hoy en día, el Faro del Caballo es considerado un atractivo turístico de la región. Cada año, miles de visitantes acuden a este emblemático faro para disfrutar de las impresionantes vistas y para aprender sobre su historia y funcionamiento.

Es posible visitar el faro siguiendo una ruta de senderismo que recorre los acantilados y permite apreciar la belleza del paisaje. Además, se organizan visitas guiadas para aquellos que deseen explorar el interior del faro y conocer más detalles sobre su funcionamiento.

El Faro del Caballo es sin duda una visita obligada para los amantes de la naturaleza y la historia marítima. Su ubicación privilegiada y su impresionante arquitectura lo convierten en un lugar único y especial en Cantabria.

Quizás también te interese:  Que pueblos invadieron Cantabria

5. Parque Natural de las Dunas de Liencres

Las Dunas de Liencres es un espectacular parque natural ubicado en la costa norte de España, en la región de Cantabria. Este lugar único se caracteriza por sus extensas dunas de arena blanca y fina, que se extienden a lo largo de más de 8 kilómetros.

Este impresionante paisaje es el resultado de la combinación de la acción del viento y el mar a lo largo de miles de años. Las dunas de Liencres son un auténtico tesoro natural que alberga una gran variedad de flora y fauna, convirtiéndolo en un lugar ideal para los amantes de la naturaleza.

Dentro de este parque natural se encuentran diferentes rutas y senderos que permiten a los visitantes disfrutar de la belleza de las dunas y del entorno natural que las rodea. Además, se pueden realizar actividades como senderismo, ciclismo y fotografía para descubrir todos los rincones que este lugar tiene para ofrecer.

En resumen, el Parque Natural de las Dunas de Liencres es un destino imperdible para aquellos que buscan conectarse con la naturaleza y disfrutar de hermosos paisajes. La combinación de las dunas de arena, la flora y la fauna hacen de este lugar un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza.

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.