picos de europa

Declarado parque nacional en su totalidad en 1995, la cordillera es una obra maestra en miniatura: apenas 40 km de ancho en cualquier dirección, calzada entre tres grandes desfiladeros fluviales, y a caballo entre las provincias de Asturias, León y Cantabria.

PICOS DE EUROPA
VER PRECIOS Y OFERTAS

Las mejores alojamientos en picos de europa

Precios actualizados en 2021, las mejores ofertas disponibles en picos de europa

Rutas en picos de europa

43°11′59″N 4°48′02″O

Paseos y caminatas en los Picos de Europa

Los paseos en los Picos son increíblemente diversos, con senderos para todos los niveles, desde un paseo casual por la mañana hasta caminatas de dos o tres días.

Las rutas más espectaculares y populares son a lo largo de los 12 km del Cañón del Cares – que se pueden recorrer en su totalidad o en parte – y alrededor de los altos picos alcanzados desde el teleférico en Fuente Dé y el funicular subterráneo en Poncebos, aunque hay docenas de otros caminos y senderos que exploran los valles de los ríos o suben a las montañas.

Tenga cuidado si se sale de los senderos marcados: los Picos pueden plantear desafíos extremos, con un clima inestable y un terreno traicionero e implacable, y lo que a la distancia parece ser una meseta de ondulación lenta puede convertirse fácilmente en una serie de abismos y desfiladeros.

La vida silvestre en los Picos

43°11′59″N 4°48′02″O

La vida salvaje en los Picos

La vida silvestre es una gran atracción en los Picos de Europa. En el desfiladero del Cares, es posible ver buitres leonados, colirrojos negros y cuervos, aunque los observadores de aves están especialmente atentos al vuelo del pequeño treparriscos, que se parece a una mariposa, llamado así por la forma en que se arrastra a lo largo de las verticales paredes del acantilado.

Abundan las cabras salvajes y domésticas, con algunos pastos de alta montaña increíblemente inaccesibles. Los lobos son fáciles de imaginar en las grises rocas de los pasos, pero los osos, a pesar de los chismes locales y sus pintorescas apariciones en los mapas de las oficinas de turismo, son muy poco vistos. En el sur de los Picos queda una población endogámica de unos cien ejemplares de Ursus arctos pyrenaicus (oso pardo cantábrico), la mayoría de ellos marcados con radiotransmisores; otro grupo aislado sobrevive en el oeste de Asturias.

como llegar

43°11′59″N 4°48′02″O

Para llegar a los Picos de Europa

Se puede acercar -y salir- a los Picos por media docena de caminos:

  • desde León, al sur;
  • desde Santander y la costa, al norte y noreste;
  • desde Oviedo y Cangas de Onís, al noroeste.

 

El transporte público sirve a gran parte del parque, pero los servicios son generalmente poco frecuentes, incluso en verano.

Cuando ir a los picos de europa

43°11′59″N 4°48′02″O

Cuándo visitar los Picos de Europa

A medida que el acceso por carretera ha ido abriendo las gargantas y los picos, los Picos se han ido incorporando cada vez más a la corriente principal del turismo, y las zonas más populares se llenan mucho de gente en julio y agosto.

Si tiene la posibilidad de elegir, y se contenta con paseos de menor nivel, la primavera es la mejor, cuando los valles son magníficos y los picos todavía están nevados, aunque los colores cambiantes de los bosques de hayas en otoño dan algo de competencia.

¿Necesitas buscar un camping cerca de los picos de europa? Te ofrecemos todos las opciones que hay en toda la zona

Albergues y alojamientos en Picos de Europa

Puede que los Picos de Europa no sean las montañas más altas de España, pero son las favoritas de muchos caminantes, excursionistas y escaladores.

Declarado parque nacional en su totalidad en 1995, la cordillera es una obra maestra en miniatura: apenas 40 km de ancho en cualquier dirección, calzada entre tres grandes desfiladeros fluviales, y a caballo entre las provincias de Asturias, León y Cantabria.

Los asturianos ven las montañas como un símbolo de su identidad nacional y celebran una cueva-santuario en Covadonga, en el oeste, como el lugar de nacimiento de la España cristiana.

covadonga

lagos de covadonga

Visita los Lagos de Covadonga

En lo alto de los Picos del norte, el sitio de peregrinación de Covadonga es conocido como el lugar donde comenzó la Reconquista de España. Apretujado entre enormes y empinadas laderas, es un lugar estupendo, centrado en una cueva situada en la cara de un alto acantilado, de la cual brota una poderosa cascada. Se encuentra a 5 Km. de una carretera que corre paralela al Río Reinazo hacia el sur en las montañas, a 4 Km. al este de Cangas de Onís, o a 28 Km. al oeste de Arenas de Cabrales.

Según las crónicas cristianas, en el año 718, el rey visigodo Pelayo y un pequeño grupo de seguidores repelieron a los ejércitos moros de aquí, en una contienda de 31 a 400.000. Si bien la realidad fue un poco menos dramática, ya que los moros eran poco más que una fuerza expedicionaria cansada y aislada, el simbolismo del evento está en el corazón de la historia nacional asturiana y española, y la derrota permitió a los visigodos reagruparse, expandiendo lentamente la influencia cristiana sobre las montañas del norte de España y Portugal.

Aunque abrumada por los turistas en verano, Covadonga sigue siendo un serio santuario religioso. No hay ningún pueblo aquí, sólo un grupo de edificios dominados por una grandiosa basílica de granito rosa del siglo XIX que es más impresionante desde fuera que desde dentro. Además, el Museo de Covadonga (diariamente de 10:30 a 14:00 y de 16:00 a 19:00; 2,50 euros) exhibe una gran variedad de pinturas y grabados.

Un corto paseo conduce a través de los santuarios de los acantilados a la cueva misma (L-V 10am-6pm, S 9am-6pm; gratis). La misa diaria se celebra en la capilla de piedra del fondo, junto al sarcófago de Pelayo.

fuente dé

Parador, hotel y apartamentos en Fuente Dé

Desde Espinama y Fuente Dé

Senderismo en los Picos Orientales: desde Espinama y Fuente Dé

El mejor punto de partida para las excursiones a las montañas desde el lado oriental de los Picos tiene que ser Espinama, aunque si no se dispone de tiempo, subir en teleférico desde Fuente Dé y luego bajar a Espinama (10km; 3-4hr) es una alternativa rápida y relativamente indolora.

Una magnífica caminata (12,5km; 5hr) sigue un camino de tierra (también transitable en vehículos 4×4) desde Espinama hasta el pueblo de Sotres, 8km al este de Poncebos. Partiendo hacia el norte de Espinama bajo un balcón arqueado junto al bar de Peña Vieja, el camino sube con dificultad, pasando por campos de heno cortados a mano y por grupos de graneros, hasta que altos acantilados se elevan a ambos lados para formar una puerta natural.

A través de esto se entra en un paisaje diferente de pastos rocosos de verano y pequeños arroyos. Al acercarse al punto más alto, a 4,5 km o quizás dos horas, el camino se divide en un pequeño granero; el camino de la izquierda lleva hasta el Refugio de Aliva y la cima del teleférico, pero para Sotres hay que seguir de frente, pasando por una capilla (visible desde el cruce), hasta la cresta que forma el paso.

Sobre la división el paisaje cambia de nuevo, en una masa de piedra caliza desmoronada. En primavera e invierno, el tramo de bajada del camino aquí es resbaladizo y traicionero para todos excepto para las cabras. Desde el pie de la colina, donde un bar de temporada vende bebidas, hay que subir ligeramente una vez más hacia el este para llegar al propio Sotres, que, cuando aparece, tiene un aspecto sombrío, casi fortificado, aferrándose al borde de un acantilado sobre un valle verde y desolado. Alternativamente, una subida en zigzag hacia el oeste marca el comienzo de la ruta de 5 km (alrededor de 2 horas) hacia el más atractivo pueblo de Bulnes.

El desfiladero de cares

Hostales y portales económicos en la zona

Senderismo en el sur de los Picos

El desfiladero del Cares

El paseo más popular de los Picos lleva a los excursionistas al corazón del macizo central, a lo largo del Desfiladero de Cares. Su sección más cerrada, entre Caín y Poncebos – una enorme hendidura de más de 1000m de profundidad y unos 12km de largo – atraviesa un terreno impresionante a lo largo de un asombroso sendero cortado en la cara del acantilado. Mantenido en excelentes condiciones por las autoridades del agua, es perfectamente seguro. Muchos excursionistas simplemente lo prueban caminando tan lejos como eligen y desde Caín, pero con una energía razonable, es perfectamente posible caminar toda su longitud – en ambas direcciones – en menos de un día.

El desfiladero propiamente dicho comienza inmediatamente al norte de Caín. Justo más allá del final del camino, el valle se abre brevemente, pero luego, al seguir el río río río abajo, desaparece de repente – una sólida pared de montaña bloquea todo menos una fina hendidura vertical. En sus primeras etapas, el sendero atraviesa dramáticamente la roca, antes de emerger en un amplio sendero peatonal bien construido y mantenido, que debe su existencia a un esquema hidroeléctrico establecido desde hace mucho tiempo. Durante los períodos de mayor afluencia, los primeros kilómetros del sendero suelen estar atestados de excursionistas que se emocionan con los túneles y pasarelas que gotean. Sin embargo, una vez que se llega a 4 km más o menos de Caín, las multitudes se reducen y las montañas reclaman toda la atención. Se levantan pálidas y dentadas a ambos lados, con buitres leonados y otras aves de presa rodeando los peñascos. El río desciende abruptamente, unos 150 m por debajo del primer puente, pero más cerca de los 300 m al final.

Un poco más de la mitad del camino, el cañón se curva hacia la derecha y se ensancha gradualmente a lo largo del descenso hacia Poncebos. Aproximadamente a 7 y 9 km dentro del cañón, los emprendedores corren de manera improvisada, en puestos de refrescos sólo en verano, muy útiles ya que no hay manantiales. En sus 3 km finales, la ruta principal sube por una ladera seca y expuesta; se puede llegar a un camino alternativo de la ribera por un sendero lateral empinado que baja en zigzag por el precipicio.

Por supuesto, es igualmente posible caminar todo o parte del desfiladero desde el norte, comenzando en Poncebos.

desde Poncebos y Sotres

Hostales y portales económicos en la zona

Senderismo en el norte de los Picos

desde Poncebos y Sotres

Para los visitantes basados en los flancos norte de los Picos, Poncebos y Sotres son los mejores lugares desde los que empezar a caminar. Además de ser el punto de partida del sendero norte del Cañón del Cares, Poncebos también se encuentra al pie del sendero que sube a Bulnes. Hay que esperar aproximadamente 1 hora y 30 minutos para esa subida, que se bifurca al este del sendero del cañón del Cares, 1 km al sur de Poncebos, a través del fotogénico puente medieval de Jaya. Aunque no es un camino difícil, es mejor que tomes el funicular si tienes problemas de vértigo.

Cable de coche. Montañas de los Picos de Europa, Cantabria (España).

Sotres, a 9 km al este de Poncebos a lo largo del estrecho CA 1, no es uno de los pueblos de Picos más atractivos, pero se encuentra en el extremo norte de la deslumbrante caminata de 12,5 km desde Espinama, y por lo tanto es una buena parada nocturna para los caminantes que se dirigen a través de los Picos centrales.

Un sendero directo conecta Sotres con Bulnes en sólo 5 km, a través del amplio y ventoso paso de Pandébano (al que, con cuidado, también se puede llegar en coche por caminos primitivos). Los altos prados de la cima todavía son utilizados como pasto de verano por los aldeanos de Bulnes, algunos de los cuales pasan el verano allí en simples viviendas de piedra. Un viejo y empinado camino empedrado conduce a la propia Bulnes.

Tanto desde el pueblo de Bulnes como desde el paso de Pandébano, senderos bien utilizados conducen a la Vega de Urriello, el alto pasto en la base del Naranjo de Bulnes (2519m). Una inmensa losa de roca de color naranja, el característico pico de los Picos está alejado de las serranías grises y dentadas que lo rodean. La aproximación desde Pandébano es más fácil, una caminata de dos a tres horas por una pista que pasa por el pequeño refugio de Terenosa (sin comida; cerrado de octubre a abril). El camino directo que sube desde Bulnes es pesado, y puede llevar hasta seis horas en malas condiciones, con una superficie resbaladiza de pedregullo que es muy difícil, y peligrosa cuando está mojada. Una vez arriba en la meseta, se encuentra otro refugio, el Vega de Urriello, a una altitud de 1953m (tel. 985 925 200), y un manantial permanente, así como un gran número de campistas y escaladores de roca, para los cuales el Naranjo es un objetivo popular.

Los excursionistas experimentados pueden pasar la noche en el refugio Vega de Urriello y luego continuar por el macizo central, a través de un paisaje de montañas rusas que no perdona los errores, hasta el refugio Cabaña Verónica, que es sólo para uso de emergencia y tiene sólo tres literas. Un fácil descenso desde allí te lleva a la cima del teleférico de Fuente Dé. Alternativamente, puede continuar hacia el oeste a través de un terreno más desafiante hasta otro refugio en el Collado Jermoso (t636 998 727) antes de bajar por el barranco de Asotín que le lleva finalmente a Cordiñanes en la cima del Cañón del Cares.

La caminata desde Vega de Urriello sólo debe realizarse en un grupo equipado con los mapas y el equipo adecuados.

Aventuras

emociones

Todas las formas de hacer tu viaje memorable.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest